¿PORQUÉ YOGA ?

El estilo de vida en la sociedad actual nos  obliga a afrontar multitud de responsabilidades que hacen que nos  olvidemos de nosotros mismos y de nuestras propias necesidades.  

Esto  pone a prueba nuestra capacidad de resistencia física y emocional,  provocando con frecuencia la aparición de estrés y ansiedad. Todo ello  afecta negativamente a nuestro estado de salud y también a nuestra  relación con los demás.

Dolores de espalda, de cabeza, problemas digestivos,  cardíacos, depresiones, etc., tienen su origen en situaciones de  conflicto por tensión, insatisfacción, ansiedad o desesperanza.
 

Ante  esta situación, las personas buscamos soluciones tratando de llenar  nuestra vida con actividades y ocupaciones que, en el fondo, no terminan  de resolver esta inquietud, esta demanda interna de paz y  bienestar. Estamos buscando respuestas que no todo el mundo  conoce ni tiene la capacidad de ofrecer.

Con la práctica  continuada del yoga, iremos liberando la tensión a la vez que conociendo  todos aquellos elementos que interfieren en nuestra realización y  crecimiento personal, aprendiendo primero a aceptarlos y comprenderlos  para después poder superarlos. 

El  yoga facilita el reencuentro con uno mismo,  con nuestra verdadera  naturaleza, devolviéndonos la seguridad y fortaleciendo la confianza en  nosotros mismos, conquistando de esta forma  un auténtico estado de  plenitud.  

La calma y la relajación, se convierten hoy en día, en medicinas  imprescindibles, de la misma manera que lo fueron en su momento, la  penicilina u otros descubrimientos terapéuticos.  

Hasta hace unos  años el yoga era practicado por un número reducido de personas. Sin  embargo, en la actualidad, esta actividad está integrada dentro de la  sociedad como una práctica habitual y saludable. Cada día son más las  personas que practican yoga porque se hacen conscientes de lo necesario  que es el equilibrio y la tranquilidad en sus vidas.

Dedicar un tiempo a conocerse, a entenderse y comprenderse, hace que  podamos ir descubriendo y expresando lo mejor de nosotros mismos.

Cualquier  persona puede acceder a la práctica del Yoga. El Yoga no es  contorsionismo, ni una religión, ni una secta, estas ideas preconcebidas  son fruto del desconocimiento y la ignorancia. El yoga es una bella y milenaria ciencia, que nos ayuda a comprendernos y a retomar el equilibrio  perdido.  

 

 

CURSO DE PROFESORES

PSICOLOGÍA YÓGUICA Y MEDITACIÓN

CURSO DE PRANAYAMA


 

Encuéntranos también en:

+34 629 04 61 65 

 Escuela de yoga Naradeva

yoganaradeva


814968