ASHRAM NARADEVA


"A veces los sueños encuentran eco en el silencio del infinito y su  esencia, 

se derrama sobre nuestras manos, 

dándonos el privilegio de poder llevarlos a cabo"  

-Uma-

Y así, como sueño, como plegaria, nació este ashram. Hoy es una realidad que se encuentra situada en plena sierra segoviana, rodeado de pinos y abetos, de aire puro de montaña y de un pequeño manantial regalo de la madre naturaleza, que nos ofrece sus frescas aguas.

Ananta y Uma comenzaron la construcción de este centro en el año 2000.

Después de llevar muchos años dedicados a la enseñanza del yoga y con la idea siempre presente de construir un lugar destinado al estudio y a la práctica de esta actividad, quisieron las hadas y duendes hacer que su sueño se materializase y se dieron todas las circunstancias propicias para que lo que hasta entonces había sido una posibilidad se convirtiera ya en una realidad

A veces llevar adelante un sueño requiere mas esfuerzo del que uno en un principio se pueda imaginar, pero con fe y tenacidad no hay muchas cosas que se resistan eternamente, con lo que en Diciembre de 2001, una mañana de invierno, preciosa y soleada, se inauguraba el Ashram de Segovia. Hasta él hoy van llegando personas de toda la geografía, a las que se recibe con cariño y amabilidad.   

En la casa de Ananta y Uma encuentran un lugar tranquilo, propicio para la meditación y el silencio, para la conversación y el descanso, para el estudio y el crecimiento.  La enseñanza Naradeva ahora tiene un lugar de encuentro, un espacio donde se exploran las profundidades del ser humano y se descubren las riquezas que en el habitan.   


Un ashram es un centro espiritual, dedicado a la enseñanza y práctica del yoga y la meditación.


En el, se reúnen personas que sienten la necesidad de encontrar paz, calma y sentido a la vida. El hatha-yoga, la meditación, los mantras, el silencio… son vías que nos ayudan y acercan a todo ello.

Todo lo que hacemos está pensado, para que podamos soltar el exceso de cargas y tensiones que acumulamos en nuestro día a día y en la quietud y en el silencio meditativo, llenarnos de naturaleza esencial, que nos aportará paz y energía renovada.

Cualquier persona, practicante de yoga o no, puede venir y disfrutar de éste lugar especial.

ExternalVideoWidget
ExternalVideoWidget



N-110, Km. 177.100 - Camino a la presa del río Pirón

40180 40°59'01.9"N 3°56'59.6"W

Mapa
Llamada
Email
Acerca de