10/03/2018

Pranayama: el arte de equilibrar la energía

La vida que llevamos es un cúmulo de situaciones estresantes, de prisas y carreras para tratar de cumplir con todos los objetivos que de alguna manera nos hemos fijado. 

El cuerpo y la mente aguantan este ritmo como pueden, pero llega un momento en que necesitan hacer una parada en esta frenética carrera. 

En ese momento, en ese instante en que somos conscientes de que necesitamos reactivarnos para poder continuar con mas energía, el Pranayama aparece como el salvavidas que buscábamos. 

¿Qué es Pranayama?

Pranayama es uno de los ocho pasos del yoga que se centra en el control de la respiración

Prana significa energía y yama significa dirigir. Se basa en el control de la respiración para conseguir un beneficio en el organismo único, un equilibrio de las energías y un aprovechamiento importante del oxígeno. 

El Pranayama cuenta con diversas etapas como es el Puraka o inspiración donde el aire fluye libremente y el tórax se expande, Antara kumbhaka o retención de la respiración interna donde el aire se retiene en los pulmones y Rechaka o expiración donde tiene lugar la completa expulsión del aire de los pulmones. 

Todas estas etapas, practicadas de la mano de maestros de Pranayama en un ashram de yoga situado en una zona tranquila y apacible, puede producir importantes beneficios para el organismo y la mente. 

Principales ventajas de la práctica de Pranayama

El principal beneficio que se consigue con la práctica de esta disciplina es un aumento del aporte de oxígeno. De esta forma todas las células del cuerpo reciben el oxígeno que necesitan, ayudando en gran medida a su regeneración y a un completo bienestar.

Un mayor control sobre la respiración, hace posible que los pulmones recuperen parte de la vitalidad que pierden como consecuencia de la respiración acelerada y mecánica a la que están acostumbrados. 

El pranayama nos enseña a respirar, de una forma profunda y lenta, equilibrando las energías del cuerpo, haciéndonos más conscientes de nuestro propio cuerpo y de nuestro entorno, favoreciendo una circulación de energías positivas y desarrollando la capacidad de concentración. 

Gracias a este control del cuerpo es posible alcanzar un nivel de paz y armonía internas considerable, eliminando pensamientos negativos y mejorando aspectos como la ansiedad, el estrés o la angustia. 

El Pranayama permite desbloquear los caminos de la energía en nuestro organismo haciendo que la energía fluya libremente, colmando la mente de positividad gracias a la acción de un mayor aporte de energía. 

Una forma inmejorable de conectar con el entorno y de conseguir sobrellevar el frenético ritmo de vida al que estamos constantemente sometidos.

omf - 15:20 | Agregar un comentario

Agregar comentario

Fill out the form below to add your own comments


Correo
Llamada
Asignación
Acerca de
Instagram